viernes, 27 de abril de 2012

CÓMO conseguir tus sueños


Cómo conseguir tus sueños
27/04/2012
La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante. Paulo Coelho

Soñar es para muchos una pérdida de tiempo. Quizá optaron por no hacerlo porque un día uno de sus sueños no se cumplió y sufrieron mucho. Quizá piensen que así dejarán de sentir esa sensación de tristeza, desilusión, rabia e impotencia cuando ves que unos de tus sueños se te escurre como el agua entre los dedos.
Todos hemos podido sentir alguna vez esa sensación en nuestro camino de vida pero en vez de decidir dejar de soñar y  volver a poner los pies en la tierra, podríamos aprovechar para reflexionar sobre ello. Porque hay sueños del alma y sueños del ego.
¡Pues manos a la obra!

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad. Mahatma Gandhi.

Antes de tirar tu sueño a la basura habría que revisar antes las motivaciones que te llevaron a querer conseguir eso.
¿Era feliz mientras conseguía mi sueño?
Por propia experiencia los sueños del alma son discretos, casi se presentan de casualidad en nuestra vida. Vienen en silencio y poco a poco se van instalando en nuestro corazón casi sin darnos cuenta. Nos hacen felices sin necesidad de ser grandiosos. No necesitamos aplausos, ni elogios, ni tan siquiera palmaditas en la espalda. El simple hecho de estar conectados y trabajando a diario por ese sueño ya nos llena de gozo. Es aquello que harías gratis porque te entusiasma.

La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador. Óscar Wilde

Los sueños del ego suelen ser grandiosos, traen algún tipo de sufrimiento, lucha, obstáculos, expectativas, deseos, condicionamientos, intranquilidad, apegos y cuando los consigues te dejan vacío. Te quitan más que te dan. Requieren un alto precio en algún aspecto de tu vida: salud, pareja, familia, etc.…
¿Sueles pensar que cuándo consigas tu sueño serás más feliz que ahora?
Mucha gente piensa que cuando consiga su meta dejará de sufrir, pero luego habrá otra y luego otra y así siempre, el ego es insaciable. Es cierto que la vida es cuestión de soñarla y van apareciendo nuevos retos y sueños a cada paso que damos pero una condición básica del sueño del alma, aquel que realmente te pertenece, es ser feliz mientras lo realizas ya que si estás sufriendo durante el proceso no tiene mucho sentido para el alma. Quizá solo debes cambiar el enfoque.

Realmente estoy en mi sueño del alma pero sufro mientras trabajo en él.
A veces puede ocurrir que estemos justo en nuestro sueño del alma (las señales, tu guía interna y el entusiasmo te lo indican) pero suframos. Esto puede indicar que dejas que el ego y sus miedos se entrometan. Las expectativas son lo primero que se enganchan a los sueños. A veces empiezas pintando por placer y tu mente te lleva inmediatamente a ver tus cuadros en las galerías más importantes. Quizá esté en tu camino que así sea pero también puede ser que antes debas aprender muchas cosas y que todo eso que aprendes sea precisamente el verdadero tesoro de ese sueño. Pero las ganas de llegar a esa meta pueden hacer que desistas al mínimo obstáculo y abandones tu sueño del alma.
Soltar las expectativas es una de las tareas más importantes para poder disfrutar y ser feliz durante tu sueño. Olvidar las metas a largo plazo, centrarse en el aquí y el ahora, olvidar lo que puedes obtener y centrarse más en lo que puedes dar.
No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo qué sería?. Ramón de Campoamor.

¿Cómo puedo encontrar mi sueño del alma?
El sueño del alma está intrínseco en ti. Está en cada una de tus células, es tu esencia primigenia. Es tan “tú” que casi no puedes verlo, por eso es tan importante conocerse bien a uno mismo, meditar, reflexionar y observarte sin juzgar. Aunque hay personas que ya crecen sabiendo cuál es su sueño y van a por él desde muy jóvenes. Pero hay otras personas que nos puede costar más diferenciar el sueño del alma al sueño del ego porque está enmarañado de deseos de otros.
Nuestro sueño puede contaminarse con el proyecto sentido de nuestros padres.
Nuestros padres tenían sus propios sueños para ellos y también soñaron para nosotros. Es muy fácil que sus sueños hayan quedado grabados en nuestro inconsciente. Si mi padre quiso que yo fuese abogada porque él nunca pudo terminar su carrera…puede haber influido en mi decisión a la hora de escoger mis estudios. De ese modo pienso que estoy honrando su memoria y afirmando mi pertenencia al clan familiar. Pero a la vez me estoy faltando a mi misma y faltando a mi propia alma.
Cuando cumplimos los sueños de nuestros padres no solemos sentirnos plenos. Es muy importante que te preguntes:
¿Estoy de algún modo cumpliendo el sueño de mis padres, abuelos o tutores?
¿Realmente soy feliz haciéndoles felices a ellos? ¿Esperaré alguna compensación por parte de algo o alguien por haber cumplido sus sueños?
¿Me corresponde hacerles felices o debo dejar que ellos creen sus propios sueños?

Ayuda para cumplir mis sueños.
No dudes ni un instante que cuando estés en tu camino del sueño del alma encontrarás ayuda por todos lados. Solo debes estar en estado de acecho constante. En estado abierto y observando todo a tu alrededor. Seguir tu intuición, seguir las señales y las sincronías, te ayudará a encaminarte hacia tu sueño.
Es recomendable estar super-alineados con nuestra alma para poder crear, manifestar y vivir nuestro sueño. Para ello debes limpiar todos los restos de sueños de otros, de sueños del ego y ponerte en marcha con tu verdadero deseo, aquel que nace del corazón.
En cuanto comiences verás que todo comienza a fluir de una manera casi mágica. La ayuda aparece  dónde menos sospeches y la emoción que experimentarás mientras trabajas en ese sueño ya te compensará desde el primer momento.

Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos. Gustave Flaubert.

Imaginar y soñar van de la mano.
Quizá por haber sido una persona tan fantasiosa e imaginativa, he visto cumplidos muchos de mis sueños. Por eso sé lo importante que es estar soñando despierta.
Tómate unos minutos antes de dormir y antes de despertante de la cama para soñar. Deja que vuele tu imaginación. No la frenes, deja que surjan todas las fantasías posibles…¡es gratis! todavía el estado no nos cobra por esto ( uff de momento) No pierdes nada por dejar volar la imaginación.
Presta mucha atención a tu imaginación.
¿En qué sueñas? ¿Qué fantaseas para ti? Apúntalo todo. De ahí puedes extraer la esencia de tu sueño del alma.
Ejemplo: Yo sueño con una vida de lujo y glamur
O que eres una estrella del pop, o que te toca la lotería…estos sueños suelen ir primero ya que asociamos el dinero a la libertad para no tener que ir a ese trabajo que detestamos ni ver al jefe que odiamos. Pero recréate más con esa libertad que tienes una vez que eres rico y ahora pregúntate:

¿Qué haría con mi tiempo libre cuando ya hubiese saciado todos mis deseos?
Aquí sí que te digo que pongas los pies en la tierra. Soñar con ser rico tal como están las cosas es difícil (pero no imposible). Por eso no debes de dejar de seguir estirando ese sueño y ver qué hay detrás de esas ganas de ser rico: ¿la libertad? ¿La libertad para hacer qué?
Te pongo algunos ejemplos:
Si yo fuese rica…estaría todo el día leyendo y escribiendo en la playa (para escribir no hay que ser rico)
Si yo fuese rica…me dedicaría a pintar (para pintar no es necesario tener una gran fortuna)
Si yo fuese rica…viajaría por todo el mundo (¿sabes que hay un montón de trabajos en los que implica viajar constantemente y encima te pagarán?)
Si yo fuese rica…

Después de reflexionar solo te quedará pasar a la acción dando algún pequeño paso que te acerque a tu sueño. Ya está, el resto vendrá poco a poco.
Bueno creo que ya tienes mucho para reflexionar hoy.
Que nadie te impida soñar.
Inma Sharii





lunes, 9 de abril de 2012

LA INTUICIÓN, cómo potenciarla.



Antes de explicar el cómo debería decir el qué.
¿Qué es la intuición? Según el diccionario de la R.A.E es la facultad de comprender las cosas sin necesidad de razonamiento.
Según como yo lo entiendo la intuición es el pensamiento del corazón. Así como la razón es el pensamiento del cerebro.
Extraigo unas frases de la escritora, pianista, matemática e investigadora de la consciencia: Annie Marquier, en la entrevista que le hicieron para la Contra en la Vanguardia:

Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

[...]el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro.

Y sabemos que el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón. (esto me parece particularmente bello, nada puede esconderse, todo vibra y se percibe, la bondad y la maldad, las luces y las sombras, por eso es inútil fingir lo que no se es pues todo al fin se porta encima, no se puede esconder, por lo menos no a la intuición)

La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.
Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.


Y me pregunto: ¿aquel que nos creó por qué nos creo con dos centros de pensamiento? ¿No habría sido más fácil tener uno solo? ¿Y cuál es el motivo biológico de haber utilizado más el cerebro que el corazón? ¿La supervivencia de la especie?

Si el amor es un estado de consciencia inteligente que no necesita de una experiencia previa archivada en las neuronas...¿por qué el ser humano no ha utilizado más este potencial?
¿O si existía y se prefirió tapar, negar, ocultar y difamar a todo aquel que lo utilizase?
Antes la intuición parecía ser patrimonio exclusivo de santos, chamanes, sacerdotes, brujos y curanderos, aunque el verdadero potencial intuitivo nacía dentro de las mujeres de todo el planeta y de forma natural y espontánea. Sin ceremonias, sin artilugios ni pamplinas esotéricas.

Pero ahora parece estar activándose en toda la población de manera espectacular, en niños, mujeres y hombres por igual. ¿Qué está haciendo que el corazón empiece a tener más importancia que la razón? ¿Qué lo está provocando? Apuesto a que la consciencia del Sol tiene algo que ver.

Después de miles de años de dejarnos guiar por el raciocinio volver a manejar el timón desde el corazón puede ser tarea difícil.
Primero debemos familiarizarnos con los estados meditativos. Durante una meditación podrás empezar a reconocer las distintas voces que en ti habitan. Solo tienes que observar sin juzgarlas.
Necesitarás paciencia para conocerlas a todas. Aunque quizá en tu caso solo sea una sola voz con distintos aspectos.
En los sueños se pueden identificar muy bien ya que toman forma de personajes (conocidos o desconocidos)
Cuando tengas dudas y quieras apoyarte en tu intuición busca un momento para estar tranquilo. Relájate, si quieres con una música suave, o en silencio.
Comienza a ser consciente de tu respiración y cuando estés sosegado plantéate la situación que te inquieta.
Observa tus pensamientos, los personajes que intervienen, las imágenes que llegan a ti.
Luego observa tu cuerpo, pon la atención en tu corazón. Observa sin juzgar.

Por poner un ejemplo práctico:
Quiero dejar mi empleo. No me siento bien en él pero cada vez que pienso en dejarlo me asaltan las dudas: ahora no es buen momento, la crisis, el paro, la hipoteca, etc...
Aún así cada día voy al trabajo más triste, más inquieto. El deseo persiste.

¿Cómo diferenciar si es un deseo de la mente o es un deseo del corazón?
El deseo del corazón persiste de manera suave. Es una voz muy sutil pero a la vez fuerte. No suele tener lógica, porque el corazón no trabaja con la razón. No se sostiene ante planteamientos de sentido común.

Podrías hacerte varias preguntas sobre la cuestión que te motiva:
¿Quiero cambiar de trabajo por dinero y solo por dinero?
Si fuera que sí, entonces podrías seguir indagando.
Si fuera que no, entonces es un deseo del corazón.
¿Quiero cambiar porque no me siento reconocido?
deja que tu alma responda, quizás te sorprendas.
¿Quiero cambiar por el empleo o porque ya no me gusta mi profesión?
deja que tu alma responda.

Hay cuestiones que solo tu yo interior puede responder. La intuición son esos impulsos a veces locos que te ayudan a cambiar de rumbo y que a veces solo comprendes pasado un tiempo.
Por eso tener una aguda intuición es cuestión de mucha práctica, de mucho ensayo-error pero sobre todo de mucha confianza interior.

La voz de la intuición es sutil . Suele ser el primer impulso que sientes sobre algo. Luego aparece la mente y escanea ese primer impulso, lo procesa, lo monitorea, lo compara y a veces (muchas veces) lo descompone y destruye. Como un duro antivirus la mente filtra la mayoría de pensamientos intuitivos y si la persona es muy mental termina por eliminarlos, desechándolos como burdas fantasías.

¿Cómo disminuir el control de la anti-intuición?
Para captar las intuiciones has de estar en un continuo estado de acecho. Ser muy consciente de ti mismo. Para eso no te queda otra que practicar mucho la meditación o la observación consciente.
Cuando pesques las intuiciones, antes de nada, déjalas que se manifiesten que crezcan en tu interior, déjalas estar un tiempo prudente contigo. ¡No las rechaces sin más!
Si por ejemplo viene a tu mente que debes dejar ese empleo no lo hagas al día siguiente. Espera un tiempo prudencial y observa que pasa en ti y a tu alrededor. Deja que fragüe la idea. Pero no la destruyas con las dudas, el miedo o lo que la gente diga sobre esto o aquello.
Recréate, fantasea sobre tu nuevo empleo o sobre tu futura vida sin ese trabajo, observa qué viene a ti, qué sensaciones te mueve lo que tu mente te envía. Esas sensaciones son auténticas guías del alma, ¡hazles caso!
Luego estarás más seguro de qué rumbo tomar. La intuición (tu corazón) habrá hecho su trabajo.

Cuanto más sigas a la intuición más clara y fuerte se vuelve. Tu confianza la aviva y si crees haberte equivocado no juzgues antes de tiempo. Quizá lo que en un principio parece un desastre te conduce justo hacia donde tú querías ir, quizá no lo que quería tu mente (ego) pero sí tu alma. Aix¡¡¡¡ los caminos del espíritu son misteriosos.

Repasemos los puntos importantes para potenciar la intuición:

1) Medita sobre los deseos que activan tu intuición.

2) Observa todo tu entorno, tus emociones, las señales, los sueños, respecto a elegir esto o aquello.

3) Espera un tiempo (1 día, 1 semana, 1 año, depende el caso) para que fragüe la intuición.

4) Ejecuta la acción elegida. (importante¡¡¡ materializar¡¡¡¡)

5) No te arrepientas. Persiste en tu elección. (la culpa, la negatividad te resta poder)

6) Felicítate por tu valentía. Hayas o no obtenido el resultado que tu ego esperaba.

7) Deja que el tiempo te dé la razón. ( 1 día, 1 semana, 1 año... depende¡¡¡¡¡¡)



Esto es lo que a mí me funciona. Lo tengo muy integrado en mi ser. Si te gusta siéntete libre de compartirlo.

con amor:
Inma Sharii